Blog

¿Qué ventajas presenta vivir en un ático respecto a otro tipo de vivienda?

Hasta hace apenas un siglo cuanto más arriba se vivía en una finca urbana más bajo era el rango social y más ligero el bolsillo. Los áticos estaban destinados a lavaderos o a dar cobijo a los sirvientes más humildes que tenían que soportar extremas condiciones de humedad y frío. Además, al no existir ascensores, aquellas personas de mayor poder adquisitivo no estaban dispuestas a subir escaleras. Por todo ésto los áticos han sido históricamente viviendas rechazadas y no fue hasta principios del siglo XX y la aparición del término “confort” que los áticos empezaron a valorarse como viviendas exclusivas, tratándolas como ejemplares privilegiados y únicos con un valor de entre un 20 y un 30% por encima del valor de otras viviendas; hoy en día rozar las nubes tiene un precio.

Palma de Mallorca es una de las ciudades con más encanto para vivir, eso lo sabemos los que vivimos en ella pero también los extranjeros, quienes aprovechan para comprar segundas residencias y trasladarse aquí durante sus vacaciones o su jubilación, o simplemente buscando la mejor inversión. En este sentido, la ciudad de Palma endulza los corazones de quienes persiguen el sueño mediterráneo de forma más práctica, queriendo disfrutar de la vida que la capital les ofrece en cualquier época del año pero sin renunciar al clima, hermosas vistas y las beneficiosas horas de sol que las alturas de los afortunados áticos les regala.

Se concentran en el hermoso casco antiguo y zonas céntricas de la ciudad como el verdadero lujo urbano y en las nuevas promociones de las afueras como auténticos miradores privados desde donde parece posible tocar el cielo y el mar. Los áticos se han consagrado como lo más parecido a residir en el Olimpo de los Dioses.

Y es que “un ático es un ático”, marcan distancia y representan una tipología de vivienda superior por varios motivos:

Son las viviendas más luminosas de todas

Al estar en el punto más alto del edificio gozan de mucha más luz natural que las viviendas inferiores. Esto es algo que el comprador tiene muy en cuenta ya que aumenta el bienestar al aprovechar más las horas de sol y los espacios resultan más bonitos.

La inmensa mayoría cuentan con terraza

Esto es algo que inmediatamente se asocia a los áticos y que el extranjero valora por encima de todo; espléndidas terrazas donde disfrutar del buen tiempo que Mallorca nos ofrece en un entorno de privacidad, incluso con piscina y por qué no, un pequeño huerto propio. Tanto de día como de noche, las terrazas son esos pequeños paraísos tan anhelados que cautivan.

Gozan de vistas privilegiadas

Poder contemplar con la mirada de largo recorrido las bonitas vistas sin obstáculos, desde paseos y edificios emblemáticos de Palma de Mallorca hasta la bahía, pasando por los preciosos entornos de verde naturaleza que acompañan al paisaje.

Más privacidad y menos ruido

Tienen menos vecinos y están más alejados del ajetreo propio de las calles de la ciudad, con lo que el ruido disminuye y la tranquilidad aumenta.

La venta de un ático es relativamente rápida y en Balearhouse disponemos de una cuidada selección de estas exclusivas viviendas que estaremos encantados de mostrarle.